Exploremos Terra Madre Salone del Gusto

15 Giugno 2022

En el corazón de esta edición, junto con el mercado internacional y los diversos talleres y actividades, habrá tres espacios que representan las áreas de trabajo de Slow Food y que permitirán que el público comparta sus ideas y proyectos y que descubra qué significa la Regeneración para Slow Food en todo el mundo.

Biodiversidad

La perspectiva de Slow Food sobre la biodiversidad empieza con la alimentación e incluye la diversidad cultural, los conocimientos tradicionales y el trabajo de las comunidades en las áreas rurales. En Terra Madre Salone del Gusto, la biodiversidad ocupará el escenario central en un espacio de exhibición dedicado a tres cadenas de suministro que tienen un significado en particular en lo que a la regeneración se refiere. En primer lugar se halla el grano, el pan y la harina, el símbolo de una regeneración social. El pan especialmente representa una firme declaración política. Con la guerra de Ucrania uno de los mayores graneros del mundo y el fin de las exportaciones, tenemos más de 50 países en un riesgo de escasez de harina sin precedentes. La guerra ha puesto la seguridad alimentaria mundial en peligro, empeorando aún más una situación ya dramática de por sí debido a la crisis climática.

Los visitantes luego descubren el mundo de las legumbres para abordar la regeneración medio ambiental: una comida sencilla y humilde que no expresa fácilmente su enorme potencial. Hoy en día se presta más atención a estas magníficas plantas y a todas sus propiedades beneficiosas, tanto para las personas como para el medio ambiente. Las legumbres no solo tienen un alto valor nutricional, sino que también son importantes para la fertilidad del suelo gracias a su capacidad para fijar el nitrógeno.

Y finalmente, las castañas y los frutos silvestres nos ayudan a hablar de la regeneración de los bosques: las castañas son un recurso importante para las áreas montañosas y para el ecosistema de las laderas. Protegen la integridad ecológica del paisaje, protegen el suelo, conservan el patrimonio forestal y capturan dióxido de carbono.

Educación

Slow Food siempre ha tratado de mantener una visión innovadora de la educación alimentaria y del gusto, basada en despertar a nuestros sentidos y en educarlos para reconocer diversos aspectos de nuestra alimentación, desde la granja hasta la mesa. En Terra Madre, los delegados compartirán conocimientos a través de sus propios proyectos y experiencias, mientas que los niños y niñas y las familias pueden participar en diversos talleres y actividades para conocer más detalles sobre nuestro suelo. Junto con el Jardín botánico de Turín, Slow Food está preparando un jardín en forma de mandala que también será la puerta de entrada a la Isla de la educación: al fin y al cabo, no hay ningún otro lugar que nos pueda enseñar más acerca de la alimentación. Este jardín-mandala representa un jardín sinérgico, un jardín urbano, un parterre de permacultura y, en la parte central, ¡un bosque de alimentos comestibles!

Defensa y sensibilización

Las actividades de defensa y activismo han sido uno de los pilares de la actividad de Slow Food desde sus inicios, y el movimiento está constantemente intentando moldear la opinión pública, llamando la atención acerca de cuestiones que los gobiernos ahora están tomándose en serio, concretamente en lo que respecta a la relación entre la producción alimentaria y el medio ambiente. En este espacio, la gente podrá descubrir las campañas de sensibilización de Slow Food sobre cuestiones que van desde la salvaguarda de los polinizadores a la necesidad de mantener los nuevos OGMs regulados en Europa. Los visitantes también están invitados a formar parte de los talleres de creatividad organizador pos la Red de Jóvenes de Slow Food.